jen@hypethelook.com

No iré a las rebajas…

No iré a las rebajas…
16 enero, 2015 Jennifer
es verdad… 

Pues empieza el 2015 y con cada año nuevo, para muchos, llegan las deudas pero para otros, a los que generalmente no les importa nada en esta vida, pues, llegan las rebajas…
Yo solía ser del segundo equipo pero este año por razones muy bonitas pertenezco a un tercer equipo, el que no gastó en navidad y el que no gastará en las rebajas. Whaaaaat? Esperen, antes de que me juzguen déjenme explicar. El 2015 para mi es un año de cambios internos, estoy buscando ser esa persona que no creí llegar a ser, al menos no hasta mis 30 (siento que a los treinta ya debes ser serio). Llevo poco pero no quiero dejarlo, empiezo a hacer ejercicio, arreglé cada rincón de mi habitación, donaré muchas cosas que no uso, otras bonitas las subiré a un nuevo proyecto 😉 estoy comiendo lo más saludable posible, me levanto más temprano de lo que acostumbraba, y además… estoy ahorrando! Buscando materializar sueños y objetivos que ya les iré contando pero por lo fuckin pronto, nada, nada, nada de compras histéricas. Estoy sufriendo, no lo voy a negar pero a diferencia de muchos que les dicen qué comprar en las rebajas, yo les voy a platicar mis teorías para superar esta etapa. 
Primero que nada, como les conté, vacié mi cuarto. Me llegó la etapa de querer todo limpio, vacío, blanco. Si tenía que tirar, regalar o esconder cosas lo hacía, aquellas prendas que salvé de la #HypeTheLookSale del Abril pasado (ya vendrá la 2015) siguieron guardadas sin usarse, pues ¡para fuera! Me despedí de algunas cosas y me volví a enamorar de otras. Entonces aquí va mi primera recomendación antes de atascarte en las rebajas: ORDENA. Cuando acomodas todo te das cuenta de lo que tienes, lo vuelves a ver bonito o lo ves horrible y lo triste es que eso que ves horrible, alguna vez fue un arranque de necedad en una rebaja, ¡seguuuuuro! (O un triste regalo navideño). Algo que me han enseñado mis ventas y limpiezas profundas es a comprar cosas que en serio por más viejas, descosidas o deslavadas que estén ¡jamás las vendería!. Puede haber mil razones, porque fue una compra pensada, porque te queda “pintadito”, porque tiene historia, etc. Pero algo que se puede pensar es ¿Lo vendería a 30 pesos en una venta de garage? ¿Me desharía fácilmente de el? a diferencia de esos arranques con el argumento de “Me lo llevo porque cuesta 100 pesos”… 
Luego, DIY o sastre. En mi caso dije, bueno, necesito unos jeans porque tengo muchos pero la realidad es que no me quedan perfectos por lo tanto, no los uso, por lo tanto me compro otros ¿nooo? ¡Lógico! Pues no, mi tarea en esta etapa de regeneración fue precisamente: mandarlos a arreglar. Que les corten, que los hagan súper skinny, como los quiero y así no compro otros… Si tienes un saco, un abrigo, una blusa que no te guste, en serio, cámbiale los botones. Date una vuelta a la Parisina, compra botones dorados y cámbialos. Se convertirá en una prenda nueva inmediatamente. (Me estoy robando fotos de otros post pero es que tiene todo que ver…) 
Finalmente, ya que ordenaste, arreglaste y salvaste prendas. RECUERDA. Cuando te estás vistiendo no llegas a pensar “¡osh! si tan solo tuviera una blusa blanca, una falda nude, un abrigo negro”! No sé, equis, siempre hay algo básico que no tienes porque cuando vas a comprar ropa te vas por todo lo demás menos por lo que necesitas. Bueno pues, recuerda esos momentos y haz una lista. ¿Qué es lo que realmente necesitas? Por ahí te dirán, en realidad no “necesitas” nada mijita! Pero entre necios nos entendemos. Lo voy a repetir porque es una realidad, las rebajas sirven para comprar básicos y prendas de buena calidad que a precio normal son caras y en esta época llega a su precio justo. 
Ahora, las buenas rebajas aún no llegan, esperen y piensen una última cosa que acabo de entender. 1. Cuando compras algo en descuento que no tenías planeado no estás ahorrando o comprando más barato, estás perdiendo dinero que no tenías planeado gastar y 2. Si no te paras en la tienda no te enteras de lo que hay, si no te enteras, no creas necesidad y básicamente, sigues con tu vida. 
Todo esto te lo digo, no porque quiera que te pierdas de las rebajas ¡como yo! jaja! Lo hice porque creí que eran ideas válidas, que quizás te ahorren unos pantalones y entonces puedas comprar el abrigo que siempre quisiste o que te hagan valorar lo que tienes, que te hagan comprar lo que realmente necesitas o bien, mandarme muy lejos y hacer lo que se te de la gana porque así lo vas a hacer anywaaaaay! 
Así que si ven la misma ropa por aquí me aplauden, será que lo logré! 
ps. hace tres años que hice una limpieza parecida… 

Comments

3 Comments

  1. Inni Paez 6 años ago

    Apoyo tu comentario,soy de la idea de que teniendo los básicos puedes hacer muchisimas combinaciones, ademas de que ayuda a tu economía ( lo notarás más adelante) porque no gastas de más! Y ese dinero quizá podría tener un propósito a futuro 😉 muy buena recomendación!

  2. Yudani Pousada 6 años ago

    Yo soy incapaz de resistirme a las rebajas…

    me-andmybag

  3. Joanna Mascaró 6 años ago

    yo también me uno al team #noirealasrebajas =) animo si se puede, me has dado una muy buena idea con eso de la limpieza y la venta de garaje, jijijii

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.