jen@hypethelook.com

Hola Mérida!

Hola Mérida!
30 marzo, 2015 Jennifer
Fuimos a Mérida
Facebook/Twitter/Instagram
Cómo quisiera poder escribir posts a la par de lo que vivo cuando conozco un lugar nuevo pero mientras estoy allá no me gusta distraerme mucho, me gusta disfrutar, y cuando vuelvo, me gana la vida citadina (donde los días no duran) y se me van las oportunidades de escribir. 
En fin, mejor tarde que nunca, se acerca semana santa, para los que estudian ya empezó y para los que trabajan solo será el fin de semana, pero si están pensando en huir a otro lugar y tienen un poco de presupuesto les recomendaría comprar un vuelo a Mérida y rentar un coche. No hay más. 
Hace una semana me fui de viaje a Mérida. Mi papá, emocionado porque después de varios años volvería a ver el equinoccio de primavera en Chichen-Itza nos preguntó de un momento al otro que si podíamos ir con el, dijimos que si (Dan no pudo :() y sin pensarlo armamos una maleta y listo. El plan era rentar un coche allá porque al parecer mi papá había olvidad que Chichen no está tan cerca (según el mapa) de Mérida. Por un segundo dudó y pensó que tal vez ir a Mérida no había sido la mejor decisión, pero se equivocó. Fue la mejor.

A mi ya me habían recomendado esta ciudad pero no había tenido oportunidad y no voy a negarlo, al principio me pareció un poco aburrida, sentí que le faltaba vida. No sabía que toda salía de noche. Cuando sentí el calor entendí el por qué. 
A Mérida le dicen la ciudad blanca y a pesar de tener una calle enorme el “Paseo Montejo”, llena de casas hermosas afrancesadas que resultan ser blancas, pues no es esa la razón de aquel apodo. La verdadera razón la conocí en el primer restaurante al que fui, “La Jarana”. Está en el centro y su anfitrión fue uno de los mejores, me invitó a probar el agua de chaya con piña ¡yum! y me convenció de que comer panuchos para desayunar no estaba mal 😉 él nos contó algunas cosas básicas sobre Mérida incluida la razón que les digo.

Mérida es la ciudad blanca por una situación muy triste de discriminación. Era una ciudad para blancos. Cuando fue fundada, en 1542 (obvio lo busqué en wikipedia) el señor Francisco de Montejo, según por sus ganas de mantener la ciudad “pura”, decidió que Mérida sería solo para los “blancos” y que los indígenas no podrían cruzar sus puertas, planeaban incluso amurallarla pero eventualmente desistieron de la división porque era imposible. Los blancos no podían con todo el trabajo… Ese señor Montejo me hizo enojar mucho y aunque después logré aceptar que todo es parte de la historia, no soporto su “casa” que según es el primer edificio representativo del estilo plateresco (barroco mexicano) con figuras grandes de españoles pisando cabezas de mayas… Ellos llegaron y en Mérida ya solo quedaban pocos indígenas muriendo de hambre, el no ganó ninguna batalla. Creo que era más su miedo a los indígenas que la fuerza y valentía que quería representar con esas construcciones… lo odio.
En fin, después de mi coraje hablemos de la comida, como les platiqué desayuné panuchos, también comí y cené, siempre que pude. Tomamos el turibus y bien valientes nos fuimos en la parte de arriba con el solazo, a eso íbamos. Además, ¡ya nos aceptan a los negritos en la ciudad blanca XD!
Conocí más rincones de la ciudad y me enamoré poco a poco. Comimos en la plaza de Santa Lucia donde más tarde y por suerte, vimos una serenata yucateca. Son cada jueves y llevan años haciéndolo, esa noche bailaron y tocaron hasta las 11pm ¡fue increíble! al final me comí una marquesita de queso y a dormir.

Nuestro hotel estaba hermoso, es el Gran Real Yucatán y aproveché para tomar unas fotitos con este playsuit de la colección de H&M para Coachella, lo amé por sus flecos en los brazos.
¡En un próximo post les platicaré sobre Chichen-Itza!

. Playsuit H&M for Coachella Collection . Bolso Mercado artesanías Tequisquiapan. 
Fedora Forever 21. 

Comments

1 Comment

  1. Yudani Pousada 4 años ago

    Qué fotos tan bonitas.

    me-andmybag

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.